Bucales

También conocidos con el nombre de protector dental, los protectores bucales son un accesorio imprescindible en artes marciales de contacto o deportes de lucha como el Taekwondo, Judo, Karate, Boxeo o Muay Thai.

Necesarios tanto en entrenamientos, como en combate, gracias al uso de protectores será prácticamente imposible que durante la práctica de tu deporte preferido te rompas el labio o dañes alguno de tus dientes.

En nuestro catálogo de bucales para lucha, encontrarás varios tipos de protectores para niños y adultos con los que entrenar o para sparring, sin preocuparte por sufrir una lesión bucal. Escoge entre protectores bucales dobles o sencillos y lleva a cabo tus actividades deportivas de contacto con seguridad.

Hay 4 productos.

¿Cómo elegir correctamente el protector bucal para deportes de combate?

No existen diferencias de tamaño entre los protectores bucales de boxeo y los de artes marciales, por lo que el deporte que vayas a practicar no será un aspecto decisivo a tener en cuenta a la hora de elegir tu protector dental.

En función de la protección que desees deberás escoger entre los dos tipos de protectores bucales con los que contamos en nuestra tienda online de artes marciales:

Bucales dobles: Aportan una protección superior, ya que protegen la zona maxilar y la dentadura inferior. Si bien es cierto que este tipo de protectores cubre una mayor área, son más incomodos, ya que al ser necesario que mantengas la mandíbula cerrada, te resultará más incomodo respirar.

Bucales simples: Este modelo es mucho más cómodo de llevar, pero únicamente protege la parte superior de la dentadura, de modo que su protección es inferior.

Consejos para cuidar tu protector bucal

Al igual que ocurre con el resto de protecciones para deportes de contacto, los protectores bucales para artes marciales se desgastan con el uso, lo que hace que sea necesario cambiarlo, pero bien es cierto que si llevas a cabo nuestros tips, conseguirás alargar su vida útil.

Evita colocar tu protector bucal cerca de fuentes de calor o expuesto de manera directa a la luz del sol, ya que esto favorecería a que se deforme.
• Tras cada uso es muy importante que laves tu protector bucal. Presta atención a la composición de los productos con los que vas a limpiarlo, ya que algunos podrían dañarlo.
Mantén limpia la caja donde transportes tu protector bucal.