Protecciones Karate

En la mayoría de artes marciales, como es el caso del Kárate, las protecciones son necesarias e incluso obligatorias para los combates, así que, si practicas Kumite o sigues el sistema de combate Karate Do, en tu equipamiento deportivo podrás incluir según dictan la Real Federación Española de Karate (RFEK) y la Federación Mundial de Karate (WKF) un casco integral, protector bucal, peto, antebrazo, guantillas, espilleras y protección genital.

Todas las protecciones que encontrarás en nuestro catálogo están homologadas por la RFEK y cumplen con todas las exigencias de calidad y diseño que la RFEK requiere en sus competiciones.

Hay 17 productos.

¿Qué significa que el equipamiento esté homologado por la RFEK?

El hecho de que una protección cuente con el sello homologado tanto por parte de RFEK como por la WKF supone que ese equipamiento es de alta calidad y aporta a los karatekas la seguridad adecuada para practicar este arte marcial con un menor riesgo de lesiones. De este modo todo producto homologado ha pasado los altos estándares de seguridad y por tanto es apto y obligatorio en combates.

Protecciones de Kárate obligatorias y opcionales

El Kárate es un arte marcial de autodefensa basada en golpes realizados con manos, codos y pies, lo que hace necesario el uso de un equipo de protección que te permita entrenar y competir de manera segura y cómoda. La RFEK distingue las siguientes protecciones obligatorias tanto para adultos como para niños:

Guantillas, con el objetivo de proteger los huesos y músculos de la mano de posibles lesiones, existen diferentes modelos que varían en función del tipo de entrenamiento que realices y de tu nivel. Además, para los combates cada karateka deberá llevar las guantillas rojas o azules.

Protector corporal, peto o protector de pecho en el caso de las mujeres, es obligatorio tanto para competiciones de cualquier tipo de nivel, incluidas las infantiles. La principal función de este complemento es reducir y amortiguar el impacto de las patadas y golpes del adversario.

Protectores de tibia y pie, al igual que ocurre con los guantes, los colores de los competidores deben ser distintos, por lo que uno llevará espinilleras azules y el otro rojas. Su uso garantiza la protección de espinillas y empeines ante posibles lesiones.

Casco integral, a pesar de que no todas las federaciones utilizan los cascos en sus combates, la RFEK sí que lo exige en la categoría infantil con el fin de reducir los riesgos que conllevan los golpes en la cara.

Protector bucal, requerido por las federaciones en los combates de Kumite, con su uso se garantiza la salud bucal del karateka.

Además de los citados anteriormente, en tu equipación de Kárate también puedes incluir una coquilla para la protección de la zona genital, obligatoria para competición, aunque esta protección no requiere estar homologada.